Crea tu plan de carrera profesional y personal


En estos tiempos que estamos viviendo nos planteamos una y otra vez qué será del futuro de nuestra sociedad, y como no puede ser menos, qué será del nuestro. Ahí nos planteamos nuestra vida personal, que nos lleva a pensar en nuestra vida profesional puesto que afecta, y viceversa. Nos vienen a la cabeza una serie de pensamientos desordenados que luego quizá sólo se queden ahí, en planteamientos en momentos determinados que no llevamos a la práctica. Todos estos planteamientos son importantes, y es un gran error dejarlos en el aire, hay que planificar una estrategia que nos motive y nos guíe hasta los objetivos que queremos alcanzar. Esta estrategia tiene un nombre: plan de carrera profesional.

Qué es y por qué es importante

El plan de carrera profesional es un “esquema” o “mapa” que lleva a un objetivo específico y define una proyección profesional y personal. Es muy importante hacerlo para no dejarte llevar por la comodidad del día a día, esto hace que el tiempo vaya pasando casi sin darte cuenta y cuando menos lo esperas no has avanzado como esperabas, ni estás donde querías estar, o la vida laboral te cambia y te encuentras totalmente desorientado o desorientada. Un plan de carrera puede guiarte y darte la tranquilidad y determinación que necesitas para salir del bloqueo rápidamente, tomar decisiones, avanzar y conseguir objetivos.

Cómo comenzar a hacer un plan de carrera profesional –  personal.

Lo primero que debes hacer es reservarte un tiempo para hacerlo, cómoda y tranquilamente. Dedicar tiempo a esto no es ningún lujo, es muy importante, tanto o más que cualquier tarea que consideres ineludible en tu día a día.

Coge las herramientas que consideres necesarias para tomar tus notas y la tranquilidad suficiente para poder concentrarte. Ahora empieza por plantearte 3 preguntas:

  • Donde estoy ahora, ¿es dónde quiero estar o es parte del camino para llegar a mi objetivo?
  • ¿Qué quiero conseguir?
  • ¿Estoy en el camino correcto para alcanzar mis objetivos?

Una vez te hayas respondido a estas preguntas puedes empezar a desarrollar tu plan. Una buena manera de empezar es haciendo una línea temporal, en la que la primera línea es donde estás y la última tu objetivo. En el espacio entre medias irás marcando en orden los pasos que tienes que realizar para llegar al objetivo final (más adelante te diremos cómo hacerlo). Esos pasos pueden ser formación, que te lleve a desarrollar habilidades para llegar al siguiente paso y una vez afianzadas te pueden llevar a otro paso, que te suponga necesitar un cambio como residencia, y así sucesivamente (por supuesto son ejemplos). Pero antes tienes que analizar tu situación actual.

Continúa por un análisis personal 

Una vez realizados los primeros planteamientos, el siguiente paso es definir la línea de inicio y analizar desde qué punto partimos, y lo haremos con un análisis DAFO.

El análisis DAFO es una herramienta de evaluación personal, tanto interna como externa, para afrontar un futuro a corto, medio y largo plazo, es utilizada por analistas, empresarios y demás. El nombre viene de las iniciales que conforman las fases del análisis: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. También se le conoce como FODA porque cambia el orden de las palabras. Es un análisis muy útil que pondrá sobre la mesa todos los aspectos a tener en cuenta para tu plan de carrera. Pero definamos qué es cada elemento para que te sea más fácil:

  • Análisis interno:
    • Fortalezas: son los factores internos o personales que favorecen al desarrollo de tu plan de carrera, como puede ser la experiencia, la ausencia de cargas personales, solvencia económica, etc.
    • Debilidades: factores que pueden impedir o frenar tu avance, como falta de conocimientos o habilidades, poca disponibilidad de tiempo, etc.
  • Análisis externo:
    • Amenazas: son los aspectos externos que afectan negativamente a nuestra carrera, como puede ser la economía, legislaciones, etc.  
    • Oportunidades: los factores positivos externos que favorecen el desarrollo de tu plan de carrera profesional/personal, como puede ser ubicación geográfica, el momento social, la poca competencia, etc.

Bien es cierto que a todos los niveles tenemos que considerar el momento en que nos encontramos ahora, la pandemia por el COVID, que aunque no tiene por qué frenar tus aspiraciones porque todo se está readaptado a la situación, pero hay que tomarlo en cuenta.

Estructura tu plan de carrera

Una vez terminado el análisis DAFO que nos servirá de guía y brújula para tener a mano siempre, podemos pasar a definir los pasos a dar para estructurar el plan, y ¿cómo? Organizando acciones, fases para realizarlas, tiempos y medición, y reevaluando los objetivos:

  • Acciones: qué tenemos que hacer, pequeñas metas para conseguir el objetivo final. Determinarlo y marcarlo en nuestra estructura o línea de acción (habilidades a desarrollar, formación, preparar tu curriculum vitae, etc).
  • Fases: esas acciones deben estar ordenadas y delimitadas, un ejemplo de una fase puede ser desde el inicio a la formación que necesitas, otra a partir de la formación a un puesto de trabajo, y otra desde ese puesto de trabajo hasta la meta final, y así cuantas fases creas necesarias, y dentro de ellas las acciones a dar.
  • Tiempo y medición: puedes intentar definir cuánto puedes tardar, y si te es difícil, ir anotando las fechas de tus acciones, esto te ayudará a medir resultados y te motivará a seguir avanzando.
  • Reevaluación de objetivos: si sigues tu plan como una guía habitual en tu vida, verás que en ocasiones tendrás que añadir o quitar acciones, y que tus pasos quizás te motiven a reevaluar tus objetivos e incluso cambies tu objetivo final. Lo importante es seguir avanzando.

Es una tarea que requiere tiempo y un objetivo claro. Si en el desarrollo desconoces cómo hacer ciertas acciones personales, profesionales, o de formación, siempre hay profesionales a los que puedes acudir que te guiarán y afianzarán tus pasos.

Una vez tengas todo bien organizado, una buena idea es tener tu plan de carrera profesional y personal a la vista, en una zona de tu oficina o de tu casa, será como tu calendario, tu guía, tu motivación, y te recordará que tienes un objetivo que cumplir, para que no te desvíes de tus objetivos, centrarte, y perder menos tiempo.

Te animamos a diseñar tu plan, hará de ti una persona una persona más segura, te dará tranquilidad, gestionarás mejor tu tiempo y centrará tu mente en tus acciones del día a día. ¿Cuándo vas a empezar tu plan de vida?