La desescalada del confinamiento


El mes de Mayo trae consigo el comienzo de la desescalada, y se prevé que sea un mes muy intenso debido a la evolución de la crisis económica y a la incertidumbre de cómo se va a desarrollar la pandemia ahora que comienzan los contactos entre las personas y dejamos de estar confinados.

El descentro de los contagios y la menguante ocupación de los servicios sanitarios recomiendan una desescalada prudente, para poder normalizar la vida de las personas y  reactivar la economía.

Según anunció el Gobierno, esta será asimétrica en función de territorios. Para poder llevarla a cabo, han de cumplirse los siguientes criterios comunicados por la Organización Mundial de la salud para evitar un posible repunte de los casos de contagios. Algunos de estos criterios son:

  • Test y rastreos masivos: se deben hacer pruebas para poder detectar posibles enfermos y aislarlos antes de que tengan síntomas.
  • Control de los puntos de riesgo: se tienen que controlar las zonas donde se encuentren la población más afectada y con mayor mortalidad, además de las zonas que tienen más posibilidad de contagiar, como los hospitales.
  • Medidas preventivas en el trabajo y la escuela: a pesar de que en los mejores no les afecta la enfermedad, son un foco de transmisión, en cuanto al ámbito laboral, el lugar de trabajo es una zona de riesgo debido a la aglomeración de trabajadores.
  • Higiene y distanciamiento social: en la calle, se tienen que mantener la distancia de seguridad de prevención del contagio con el resto de peatones, además será fundamental lavarse las manos frecuentemente.

Fases de desescalada:

Se prevé que cada fase durará como mínimo dos semanas, si todo se mantiene estable y no hay repunte de contagios

Fase 0

Establecen horarios para poder salir a la calle. Atendiendo a la edad, saldrán unas personas u otras, una hora máximo al día, siempre sin salir de tu municipio. Si se tratan de paseos, no se podrá combinar más de un km a la redonda de tu residencia. Los deportistas profesionales podrán entrenar y además se abrirán locales que atienden con cita previa de forma individual.

Fase 1

Apertura de comercios bajo condiciones estrictas de seguridad. Respecto a la restauración y lugares de culto se permitirá hasta un 30% de ocupación, en el caso del primero, solo las terrazas es lo qeu se permitirá ocupar. El área agroalimentario y pesquero reanudará las actividades que mantenían con restricciones. Por último se abrirán centros de alto rendimiento con las medidas de seguridad e higienes y en el transporte público se recomienda altamente el uso de mascarillas.

Fase 2

Apertura de interior de locales con mesa, con separación de seguridad y con una ocupación de un tercio. El curso escolar comenzará en septiembre. Los lugares de ocio como teatros, visitas de monumentos entre otros, abrirán con un 30% de ocupación. Los actos y eventos al aire libre, estarán permitidos cuando sean menos de 400 personas y los lugares de culto tendrán una ocupación del 50%.

Fase 3

Flexibilidad de movilidad en general, aunque se recomienda el uso de mascarilla fuera del hogar. El aforo del comercio será de un 50%, manteniendo la distancia de seguridad, y en restauración a pesar de que tambiens e mantendrán las distancias, se suavizaron las restricciones de aforo y ocupación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *