Hábitos alimenticios saludables para estudiantes


Una buena alimentación influye directamente en el rendimiento de los estudiantes. El esfuerzo mental y físico requiere una dieta equilibrada y regular en cuanto a los horarios. Por tanto, los hábitos alimenticios más saludables que tienes que seguir deben incluir las vitaminas y las proteínas suficientes para gozar de una buena salud y para rendir en tus estudios, acompañado siempre de la actividad física y del descanso.

Nuestro cerebro necesita una buena nutrición que le sirva de combustible para funcionar correctamente en las intensas jornadas de estudio. Los estudiantes necesitan tener una alimentación sana, variada y equilibrada para alcanzar un rendimiento intelectual adecuado y concentrarse mejor a la hora de estudiar.

Pautas a seguir:

  • El desayuno es la comida más importante del día. Para empezar bien el día, en tu desayuno no pueden faltar algunos alimentos como: cereales, leche, huevos, zumos naturales, piezas de fruta, jamón o queso entre otros. Si te saltas el desayuno, el nivel de glucosa en la sangre puede descender y afectar a tu rendimiento.
  • Cuidado con los tentempiés. Su elección debe ser cuidadosa, sobre todo en época de exámenes, y para la merienda o almuerzo debes apostar por una pieza de fruta, los bocadillos de pan integral, sin excesos de fiambres y evitar tomar bebidas azucaradas en exceso, la bollería industrial o las golosinas.
  • Dieta variada y equilibrada. En la alimentación del estudiante no pueden faltar verduras, hortalizas, y ensaladas que acompañen a todas sus comidas (aportan potasio, ácido fólico, fibra y magnesio), frutas (cinco piezas al día o en forma de zumo), carne o pescado (sobre todo este último), huevos, leche, quesos y productos lácteos, pan integral y cereales y mucha agua (aproximadamente un litro y medio al día).
  • Mantener una rutina en el horario de las comidas. Debes de tener en cuenta que comer a deshoras o con ansiedad puede generar digestiones pesadas, también se ha de evitar comer justo antes de ir a dormir. De esta manera, nuestra concentración y vitalidad estarán en peligro. Cuidar la alimentación es clave para gozar de una buena salud y rendir bien en tus estudios.
  • En época de exámenes debes de elaborar platos aún más nutritivos: añade clara de huevo cocinada y rallada, queso o leche a los platos que puedas, elabora ensaladas con frutas y mézclalas con nueces o bebe yogur bebido. Otra opción es mezclar los zumos naturales de frutas con apio o alfalfa. De igual forma, las infusiones son una opción sana también y aportan energías.
  • El descanso es muy importante, dormir entre 7-8 horas diarias, realiza deporte entre 2 y 3 veces a la semana y sobretodo no te agobies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *