Buenos hábitos en el lugar de trabajo


formacion continua

Cuando estamos trabajando, ya sea en casa, en una oficina o donde sea que desempeñamos la actividad, pasamos muchas horas allí. Por ello es necesario seguir una serie de pautas que nos ayuden a ser más productiv@s y que consigan que nos encontremos más cómod@s en el trabajo.

Para empezar en imprescindible descansar bien; dormir unas 7-8 horas te permite estar tranquilo y relajado durante la jornada laboral. Una buena alimentación también es muy importante para tener la suficiente energía.

El orden es una parte fundamental, tanto en tu sitio como en tus tareas. Tener la mesa colocada y los papeles clasificados te ayudará a encontrar lo que necesitas en poco tiempo. Además saber organizarte y dar una prioridad a cada actividad te permite no agobiarte: realiza lo más importante y urgente cuando llegues y no lo dejes todo para el final porque al final puede que se quede algo sin hacer. Es buena idea utilizar herramientas que nos faciliten este cometido, donde puedes darle una importancia e ir marcando las actividades que ya has realizado.

Pero no todo es trabajar; realizar descansos de vez en cuando aumenta la productividad. Cada cierto tiempo levántate, da un paseo y habla con tus compañer@s sobre algún tema que no tenga que ver con el trabajo. Esos momentos de desconexión te ayudarán a concentrarte mejor cuando vuelvas a tus tareas.

Aprovecha esas conversaciones con tus compañer@s para relacionarte; pasar 8 horas diarias con las mismas personas no es fácil si no tienes una relación cordial.

Como ves son pautas bastante sencillas de cumplir y que pueden aumentar tu productividad y que ir al trabajo no se nos haga cuesta arriba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *